El código QR, o la herramienta desconocida

Código QR ( quick response code o código de respuesta rápida ) es un código bidimensional de barras o módulo útil para almacenar información en una matriz de puntos, más información cuanto más pequeños son los puntos aunque por lo general incluyen links a una página web, lo que ha permitido su incremento progresivo a medida que mejoran los sistemas ópticos de lectura, esta herramienta sirve para sustituir al código de barras o para crear campañas creativas, pero su uso es reducido, fue creado por la compañía japonesa Denso Wave, propiedad de Toyota, en 1994. Se caracteriza por los tres cuadrados que se encuentran en las esquinas y que permiten detectar la posición del código al lector y tiene como objetivo permitir que su contenido se lea a alta velocidad. Los códigos QR son muy comunes en Japón, siendo el código bidimensional más popular en ese país.

Facilidad de lectura, con la ayuda de un móvil con cámara podemos recuperar esta información tan solo con apuntar la cámara hacia el código, pues bien, con todo lo expuesto antes, es una tecnología que en su momento se creyó prometedora, pero que en realidad, nunca ha sido utilizada más que para algunos usos esporádicos, sólo un 12% de los usuarios móviles los utiliza actualmente, esto no quiere decir que vaya a desaparecer, de hecho se puede ver en billetes de tren y avión, entradas de conciertos y en algunos anuncios en prensa y marquesinas, cada cierto tiempo, una nueva herramienta tecnológica se convierte en la gran promesa del márketing, el bluetooth como vía para lanzar promociones, las aplicaciones de check in como Foursquare, el sistema de conectividad NFC para dotar de interactividad a la publicidad exterior, la realidad aumentada…

Entre la sociedad, el código QR sigue siendo el gran desconocido.

En general se utiliza únicamente para sustituir a un enlace, que puede facilitarse con alternativas más sencillas, la mayoría de la empresas que lo han utilizado o utilizan quizás lo hagan por darle un toque más chic o moderno a sus productos pero sigue estando carente de contenido,  pon un código QR en tu folleto, en el envase de tu producto, en tu anuncio o en cualquier sitio y vestirás de moderna a tú empresa, este ha sido el error, no saber sacar todo el partido al código QR, para que un usuario se moleste en leer un código QR con su smartphone, éste debe aportarle algo mas que un link a una página web, no basta con redirigirles a una web corporativa.

El código QR además de tener mayor capacidad informativa, no necesita un lector propio, lo que contribuye a ahorrar costes, pero, sobre todo, tienen un importante potencial en el campo publicitario, no olvidemos que es una tecnología que permite interactuar con el cliente y, por lo tanto, permite una gran creatividad, aunque otras tecnologías como NFC, RFID o incluso la realidad aumentada fueron comiéndole el terreno de los supuestos usos.

 

1 comentario en “El código QR, o la herramienta desconocida

  1. Los códigos BiDi/QR son la eterna promesa. Llevo muchos años escuchando que iban a revolucionar el marketing y de momento en España no acaban de arrancar. Aunque la verdad es que, según dicen, hay países como Japón donde son de uso muy común. ¿Se extenderá su uso alguna vez en España?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.