Stalkear, actualmente una de las palabras más mencionadas en Internet

Se trata básicamente de una persona que “vigila o espía” a otra mediante internet y principalmente gracias a las redes sociales ( estas se sostienen en dos necesidades que se retroalimentan: la exhibición y el voyeurismo ), ahí el stalker encuentra un lugar propicio y modernizado de su propia  existencia.

Aunque “Stalkear” significa acechar, podemos relacionar el significado del verbo con lo que pudiera suceder en Internet. También están los que stalkean (acción del stalker) estos últimos pueden utilizar sus métodos para crear perfiles falsos, desacreditación, robo de identidad, etc…

Una de las principales ventajas hoy en día de quien puede ser considerado stalker es que puede hacerlo en cualquier sitio y a cualquier hora gracias a los smartphones o tablets, esto a su vez supone un problema para el o la espiada debido a que puede ser vigilado 24 horas al día, realmente el «síndrome» de stalker es el grado patológico de la curiosidad.

Cómo actúa un stalker…

Las maneras de actuar pueden ser variadas, según algunos estudios sociológicos sobre este fenómeno una de las mas comunes y a su vez mas inofensivas es mirar todos los días el perfil público de alguna persona en particular, rebuscar en las actualizaciones de meses y meses atrasados para conocer toda su vida, y básicamente, utilizar la exhibición del otro en las redes sociales para obtener la información que le sirva para imaginar el control o simplemente el total conocimiento de la vida de la persona “stalkeada”, llegando incluso a hackear una cuenta con el fin de acceder a la mayor información posible.

Quizás podemos creer que una minúscula parte de los internautas incurren en este tipo de prácticas, pues no, recientes encuestas ya hablan de que “una de cada cuatro mujeres utilizan la web para espiar a sus parejas”, el 64% tenían menos de 35 años, también esas encuestas demuestran que este tipo de práctica está mas instalada entre los mas jóvenes y forman parte de las ideas de las generaciones del futuro.

Podemos diferenciar tres tipos de stalkers, en primer lugar nos encontramos con el resentido o despechado amoroso que busca datos de su ex. Nos podemos encontrar también con el admirador que intenta saber el minuto a minuto de su admirado y por último es el stalker social, este necesita reunir toda la información de su grupo de amigos para así conseguir ser el punto de referencia de todos.

Evitar ser stalkead@ es difícil, pero tomemos algunas precauciones si pensamos que estamos siendo víctimas de un Stalker o corremos ese riesgo, la primera y mas importante es no decir nunca donde vas a estar en una hora o día concreto, lo mejor es decir “estoy en”, no postear rutinas habituales ( Ocio, Trabajo, etc… ) y sobre todo no aceptar ser amigo de todo el mundo en las redes sociales.

Resumiendo, hay stalkers inofensivos y otros mas peligrosos, al final y si somos sinceros quien mas y quien menos hemos stalkeado a alguien, o bien porque teníamos tiempo libre o simplemente por curiosidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.