No es la velocidad, es la latencia

¿Mejora la experiencia de los usuarios cuando se aumenta la velocidad de acceso a internet? Si pasamos de 1 mega a 10 megas sí que vamos a notar mejora. Pero a partir de los 10 megas, las mejoras son imperceptibles. Y la clave de todo esto está en la latencia.

Fuente: cnmcblog.es

Estamos acostumbrados a hablar de las velocidades de acceso a internet; a ver anuncios que prometen 50, 100, 200 megas; a las ofertas incipientes de 1 giga de velocidad… Pero nunca hablamos de la latencia.

Por no ponernos muy técnicos, la latencia es el tiempo que tardan los paquetes IP en llegar desde el servidor hasta nuestro ordenador o dispositivo. También se puede calcular el RTT (round-trip time), que es lo que tardan los paquetes en ir y volver.

Los usuarios notamos si hay mucha o poca latencia cuando cargamos una página web, vemos vídeos en streaming, jugamos online o llamamos a través de aplicaciones de VoIP (Voz sobre IP).

La latencia, tan importante como la velocidad

En un informe del regulador de telecos de EEUU, la FCC, se explica que “el tiempo que se necesita para cargar una página web disminuye a medida que se aumenta la velocidad de acceso a internet. Sin embargo, las mejoras disminuyen a partir de los 10 megas porque la latencia y otros factores empiezan a ser dominantes”. Si pasamos, por ejemplo, de 10 megas a 25 megas, “los consumidores apenas van a notar ninguna mejora” si la latencia sigue siendo la misma.

Mike Belshe, que fue ingeniero en Google, experimentó con la velocidad y la latencia y llegó a la misma conclusión: a partir de los 10 megas, la mejora para el usuario es imperceptible si la latencia no se ha mejorado.

En estos gráficos se muestra el porcentaje de mejora a medida que se aumentan los megas. La diferencia por pasar de 9 a 10 megas es mucho más pequeña que cuando se pasa de 1 mega a 2.

La latencia en España

La Comisión Europea encargó un estudio sobre la calidad del acceso a internet en Europa. “No debemos pasar por alto métricas como la latencia y la pérdida de paquetes porque son tan importantes (si no más) para muchas actividades online”, se explica en su informe.

Los datos de latencia en Europa varían en función de la tecnología. La media de latencia para el xDSL es de 36 milisegundos (ms); este dato cae hasta los 19 ms para la fibra óptica y de 21 ms para el cable.

La latencia en España supera en un 80% la media europea para el xDSL (65 milisegundos); es un 84% superior para el FTTx (35 milisegundos) y el doble de alta para el cable (42 milisegundos).

En EEUU, los datos medios de latencia son peores que en Europa: 54 milisegundos para el xDSL, 24 milisegundos para el FTTH y 30 ms para el cable.

La latencia como parámetro de calidad

Volviendo a España, el Ministerio de Industria ha legislado sobre la calidad de los servicios de telecomunicaciones.

Sin embargo, para el acceso a internet únicamente se proporcionan estadísticas sobre la velocidad de transmisión de datos alcanzada, pero no se ofrecen datos de latencia.

La CNMC pidió al Ministerio que se incluyeran otros parámetros de calidad además de la velocidad, como la latencia, jitter, pérdida de paquetes… El streaming, los servicios en la nube, OTT de servicios audiovisuales o aplicaciones de voz son servicios “sensibles a este tipo de parámetros”, según se recogía en el informe de la CNMC. La inclusión de la latencia como parámetro de calidad permitiría a “los usuarios tener elementos suficientes para poder comparar las ofertas de los distintos operadores”.

Cómo medir la latencia

A falta de datos oficiales para la latencia en España, lo que sí podéis comprobar es cuál es la latencia de vuestra conexión. Podéis buscar un test de velocidad o una app para probar la velocidad del internet móvil. Uno de los parámetros que suelen incluir estos tests es la latencia. Por ejemplo, en esta imagen del proveedor Ookla, se puede ver el ping en milisegundos en la parte superior a la izquierda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.