Cómo funcionan el WiFi y el móvil en el avión

En España ya es posible hablar por el móvil desde un avión, al menos con tecnología GSM (la que conocemos como 2G) y también navegar por internet vía WiFI. En 2013, la Comisión Europea dio el visto bueno a la llegada del 3G y 4G a los aviones, aunque el Ministerio de Industria tiene pendiente  aún adaptar la normativa para poder dar este servicio en España.

Publicado en: http://cnmcblog.es/

Cómo funciona el móvil en los aviones

El móvil en el avión usa la banda de los 1800 MHz. Las empresas que quieren prestar este servicio en las aeronaves de bandera española deben inscribirse como operadores y solicitar  una concesión del espectro para utilizar esa frecuencia dentro del avión.

Para no provocar interferencias, el móvil sólo puede utilizarse a partir de 3.000 metros de altura. Mientras estamos en el avión, se impide que los móviles intenten registrarse en las redes móviles terrestres. Para esto hay instalado en el avión un dispositivo que genera ruido en la señal y consigue que los móviles no reciban la señal de las redes móviles de tierra. De esta forma, sólo se puede tener conexión con los operadores autorizados para prestar el servicio en la aeronave.

El móvil en el avión funciona como si estuviéramos en un país extranjero. El operador móvil del avión tendrá que tener algún acuerdo de roaming con nuestro operador móvil “de tierra”. Si no, no podremos usarlo.

Cuando ya estamos a más de 3.000 metros de altitud, podemos conectar el móvil a la red del operador en el avión y hacer o recibir llamadas (o SMS).

Una pequeña estación base situada en el avión (picocelda) redirige la llamada hacia un satélite. En el avión hay también un sistema que gestiona la conexión con el satélite y todos los datos que se transmiten. Así son las estaciones base del avión que se comunican con el satélite:

Desde el satélite, se redirige la llamada hacia la estación de tierra que forma parte del enlace avión-satélite-tierra.  Aquí se procesa la llamada y se envía hacia el país y la red de destino.

Aquí tenéis el esquema hecho por el operador OnAirEl mismo esquema para el WiFi en el avión

El procedimiento para usar una red de WiFi en un avión es bastante similar a la de la red GSM de móvil. La principal diferencia es que el WiFi se emite en una banda de uso común y no es necesario que el operador o la aerolínea soliciten una licencia para hacer uso del espectro.

En el avión hay varios puntos de acceso WiFi (WAPs) a los que se conectan los usuarios. El router que hay en el avión recoge las solicitudes de acceso a internet y las encamina hacia el satélite.

¿Y sin satélite?

En EEUU se ha utilizado un sistema alternativo para usar el móvil y wifi desde el avión: air-to-ground.

Dentro del avión también hay una picocelda, pero la conexión avión-tierra se hace directamente sin emplear ningún satélite. En tierra hay instaladas unas torres de telefonía que no apuntan hacia abajo, sino hacia el cielo y que proveen cobertura a los aviones.

Igual que pasamos de una antena a otra sin enterarnos cuando vamos en coche, el avión también “salta” de una antena a otra sin que la llamada se interrumpa y sin que el usuario note ningún cambio.

Como ya os podéis imaginar, en el océano ya no hay antenas, así que este sistema sólo funciona cuando el avión está cruzando EEUU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.