El cobre todavía tiene potencial para alcanzar los 100 megabits

Escrito por: Javier Sanz, Fundador y CEO del Grupo ADSLzone

Varias operadoras de telecomunicaciones europeas, entre las cuales aparecen Telefónica o Vodafone, están empezando a comercializar conexiones de 100 megabits empleando par de cobre. Para conseguir estas tasas de transferencia han logrado vectorizar el VDSL2, cancelando el ruido y la interferencia entre las múltiples líneas de cobre que emplean para proporcionar esta velocidad.

Las redes de nueva generación basadas en fibra óptica y cable coaxial han experimentado en los últimos años un notable crecimiento, sin embargo, no todos los usuarios tendrán acceso a las ofertas de banda ancha ultrarrápidas. Los planes de operadoras como Movistar, Vodafone, Orange o Jazztel contemplan ofertar 100 megabits en más de 20 millones de hogares en los próximos años, eso sí, las zonas llamadas no rentables tendrán que conformarse con el famoso ADSL.

A la hora de planificar un despliegue de fibra, las telecos evalúan los costes y sobre todo el retorno, y es que cada hogar desplegado tiene un coste que oscila entre los 100 y los 300 euros. Con este panorama podemos imaginar que poblaciones pequeñas, o barrios en los cuales el poder adquisitivo es menor, quedarán rezagados en lo que a banda ancha ultrarrápida se refiere y ahí es donde el VDSL Vectorizado puede jugar un papel importante.

Permite abaratar los costes y un acceso inmediato

En 2012, Belgacom y Alcatel-Lucent llegaron a un acuerdo para lanzar ofertas comerciales empleando esta evolución del cobre. Inicialmente comercializaron ofertas de 50 megas pero entre los planes de la operadora estaba el lanzamiento de 100 megas para cubrir hasta un 70% de los hogares antes del año 2020 y así cumplir la Agenda Digital Europea.

Este año las ofertas basadas en VDSL Vectorizado se han disparado en Europa. Así por ejemplo Vodafone y Telefónica O2 han lanzado sendas ofertas de 100 megas en Alemania y British Telecom ha hecho lo propio en Reino Unido con una oferta de 80 megas. Paradójicamente, la filial alemana de Telefónica ofrece los 100 megas con 40 de subida, es decir, cuatro veces más de lo que ofrece en España a través de la fibra óptica hasta el hogar.

Así por ejemplo en distancias inferiores a 500 metros los usuarios reciben entre un 80 y un 90% de la velocidad prometida. Cuando el usuario supera el kilómetro el porcentaje de eficiencia baja al 70%. Para conseguir altas tasas de transferencia, las telecos europeas están instalando nodos intermedios que permiten acortar la distancia entre ambos puntos.

Por un lado consiguen mejorar el rendimiento de las conexiones y por otro evitan tener que desplegar fibra óptica hasta los hogares que es precisamente el tramo más caro, ya que las acometidas son completamente diferentes en cada inmueble y dependen además de permisos de las comunidades de vecinos.

Es evidente que el cobre está superando todas las expectativas de las operadoras y es que hace apenas 15 años, las conexiones más rápidas eran de 256 kilobits.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.