El mundo está evolucionando a una velocidad sin precedentes

Todo es móvil, está conectado, es interactivo e inmediato en el ámbito actual de las TI. Las expectativas son elevadas y las organizaciones de TI deben prestar los servicios a tiempo, todo el tiempo, y en el lugar y momento que los necesiten los usuarios. Y además tiene que hacerse de forma económica, segura y rápida. Esta necesidad de prestación de servicios es la fuerza motriz subyacente a la informática en la nube.

 

Existen algunos pasos que se deben realizar antes de poder implantar una infraestructura en la nube:

 

Estandarización: antes de pasarse a la nube, primero debe consolidar y estandarizar los recursos de TI. La mejor ruta de acceso a la estandarización de TI y a una reducción de los costes consiste en implantar tecnologías conformes a estándares industriales abiertos. La estandarización supone una reducción de gastos de capital y un ahorro de tiempo para el personal.

Virtualización: Es casi imposible pasarse a la nube si no se ha virtualizado primero. La virtualización se entiende como una tecnología fundamental para la consolidación, que permite que cada servidor se utilice de una forma mucho más eficaz y que proporcione mayor flexibilidad a la infraestructura.

Automatización: la automatización de procesos de TI le permite facilitar en tiempo real recursos de servidor físico y virtual para atender a las variaciones de demanda según la hora del día, para reaccionar frente a interrupciones de servicio, frente a aumentos de demanda imprevistos o recuperación ante desastres. La principal ventaja que se obtiene de la automatización es una reducción de los gastos operativos a través la reducción de costes laborales.

Autoservicio: una vez que el entorno se ha virtualizado y automatizado, el paso siguiente consiste en pasar a un mundo en que los usuario pueden solicitar un servicio por sí mismos y que este se provisione de forma automática. Esta es la esencia de la nube desde una perspectiva de usuario: el autoservicio.

Para comenzar el viaje a la nube, recomendamos los pasos siguientes:

• En primer lugar debe estandarizar, virtualizar y automatizar su infraestructura de TI

• Empiece poco a poco. ¿Desea recortar costes, mejorar la agilidad o aumentar la capacidad? Empiece con un objetivo en mente y aprenda según va creciendo.

• Busque lo sencillo. No intente construir desde el principio una infraestructura que lo englobe todo. Evalúe sus necesidades y determine dónde se puede realizar un cambio con facilidad, abórdelo y siga avanzado.

Fuente: http://www.aslan.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.