Resumiendo

Lo que debemos hacer es reflexionar y hacernos una simple pregunta: ¿es útil la telefonía IP? La respuesta es sencilla, a efectos prácticos encontramos todo tipo de ventajas, entre las que destaca una cada vez más creciente cobertura de la banda ancha, la fibra y la magnífica versatilidad de esta tecnología, que permite ser personalizada según nuestras necesidades amén del ahorro que nos proporcionará, tanto en mantenimientos de estructura como en las llamadas.

Cada vez hay más compañías que nos brindan este servicio, ofreciendo servicio de centralitas virtuales, números SIP y geográficos, con lo que la oferta es amplia y, sobre todo, resulta competitiva; hay donde escoger.

La problemática hasta ahora ha sido el ancho de banda, hoy por suerte tenemos buenas conexiones ( Terrestres, Wimax, Satélite, 3G, etc… ), eso sí, siempre dependerá del que tengamos contratado, si nuestra empresa quiere iniciarse en la telefonía IP y requiere que las llamadas estén siempre operativas la mejor manera de empezar es con un sistema IP manteniendo líneas de Backup. El resto consiste en comparar los precios entre los diferentes proveedores y ver cuál es el que nos ofrece el mejor pack de servicios.

Como todo en esta vida, la telefonía IP tiene sus ventajas y sus inconvenientes, pero estoy convencido de que es el futuro, sobre todo de cara a las empresas.

Al no seguir los sistemas rígidos de la telefonía terrestre se puede adaptar a las necesidades actuales con la misma velocidad y eficiencia que como lo ha hecho la propia Internet, así que podemos decir sin temor a equivocarnos que ambos campos se desarrollarán en conjunto con el paso del tiempo.

La telefonía IP acaba de aparecer como aquel que dice y ya se ha posicionado como una alternativa sólida en telefonía, le queda un prometedor futuro por delante!!!!!!

La telefonía IP otorga beneficios inmediatos en sus comunicaciones telefónicas como:

Reducción de costes (equipamiento) y operativos (mantenimiento)

Movilidad de los usuarios

Sin riesgo de obsolescencia

Mantenimiento de una única red de voz y datos

Costes por tráfico de voz reducidos y predecibles

Disponer de los últimos avances tecnológicos sin invertir en ellos

Aumento de la productividad

Podemos resumir diciendo que VoIP es una tecnología que tiene todos los elementos para su rápido desarrollo, las empresas ya conocen la tecnología y sus ventajas y empiezan a demandar soluciones a medida, además los principales operadores mundiales están promoviendo activamente el servicio IP a las empresas.